18 de abril de 2014

TORRIJAS con vino dulce Superfáciles


Si en Semana Santa no has podido volver a casa, estás estudiando o trabajando, no te prives de unas buenas torrijas, como las de tu familia, las de tu tienda preferida, o las de tus mejores amigos, aquellos que siempre tienen una bandejita....
En poco tiempo y en pocos pasos, unas ricas torrijas, en Semana Santa o cuando te apetezcan.



Ingredientes para dos personas, o para tí y para varios días:
  • Medio litro de leche
  • Dos huevos medianos,
  • Medio vasito de vino blanco, recomendable vino dulce
  • Una cucharada de azúcar
  • Azúcar y canela para rebozar
  • Aceite de girasol para freir o aceite de oliva,
  • Un chorreón de zumo de naranja (opcional)

 
 
Preparación:
  1.  Corta en rodajas el pan duro, de dos o tres días,
  2.  
  3. En un cazo calienta la leche, con una cáscara de limón, cuando empiece a hervir, aparta y deja entibiar.
  4. Añade los dos huevos batidos, el vino blanco o dulce, y una cucharada de azúcar. Remueve
  5. Puedes añadirle también otra cucharada de zumo de naranja, aunque es opcional.
  6. Mete las rabanadas de pan en esta mezcla, y deja que se empapen bien, por ambos lados.
 
   6. Prepara una sartén con el aceite y pon a calentar.
   7. Mientras, retira las rebanadas de pan y sacude un poco la leche, ve friendo en el aceite.
  TRUCO: Para saber si el aceite está preparado para freir, introduce una peladura de naranja. Si chisporrotea,
   entonces puedes ir introduciendo las torrijas.
   Mantén el fuego a media potencia dando la vuelta para que se frían por las dos partes, con cuidado que no se
  quemen.
  Ssi ves que el aceite se va poniendo negro, cuela para que no le salgan puntos negros.
  8. Deja que absorvan el aceite sobre papel de cocina.
  9. Reboza en la mezcla de azúcar y canela. Tres cucharadas de azúcar, una cucharadita de canela.
¡Y listas para comer!
RESUMEN
 

14 de febrero de 2014

MÉTODOS DE COCCIÓN EN MEDIO GRASO. (Diferencias entre freír, sofreír, rehogar...)

 Según la Wikipedia, "La cocción es la operación culinaria que se sirve del calor para que un alimento sea más rico, apetecible y digerible, favoreciendo también su conservación. La mayoría de las frutas, y muchas verduras, pueden comerse crudas, así como en determinados casos, la carne y el pescado y los huevos, sin embargo la mayoría de los productos se cocinan".
Y de la Cocción en medio graso, también dice lo siguiente: "Es la que se realiza con aceite y grasas. En este medio, normalmente, se utilizan temperaturas muy superiores a los 100ºC habituales en la cocción en medio acuoso, pudiéndose alcanzar los 200ºC. La técnica puede variar desde la fritura al salteado".

Vamos a intentar aclarar cada uno de los métodos.

FREIR: Es cocinar un alimento sumergiéndolo en abundante grasa o aceite, que lo cubra prácticamente, y a una temperatura alta durante un tiempo. En este caso, y para conseguir que por fuera se forme una costra crujiente, y por dentro se cueza en su propio jugo, se suele recubrir los alimentos con alguna masa que facilite que se forme esa corteza (harina, pan rallado, u otro tipo de rebozados).

Ej.: croquetas, buñuelos, pescados pequeños (boquerones, calamares, jurelitos, etc.), albóndigas, torrijas, churros, verduras en tempura, etc-

SOFREÍR: Es freir en una sartén un alimento, a fuego lento durante un tiempo más o menos largo, y con una cantidad escasa de aceite (que cubra el fondo de la sartén).
Generalmente se utiliza con verduras, que se pican finamente, para que suelten los jugos debido al calor. En algunas zonas a este proceso se le denomina "sudar". En ocasiones se utiliza la palabra "pochar" para sofreír la cebolla, pero es un término no correcto, ya que es un galicismo que deriva del verbo pocher, que quiere decir escalfar.

Eje.: verduras que van a servir posteriormente para hacer paellas, salsas, estofados, etc, como la cebolla, pimiento, ajo, tomate, alcachofas, etc.

REHOGAR: Es la acción de sofreír un alimento a temperatura media-alta, pero sin llegar a los 100ºC y con poco aceite, durante el tiempo necesario para cocer justo antes de adquirir color. Consiste en usar el aceite necesario, y se realiza a fuego medio con el recipiente tapado. La finalidad es conseguir que los alimentos se cuezan sin llegar a dorarse. En el caso de las cebollas estarían listas cuando estuvieran casi transparentes. Los alimentos rehogados terminan su cocción de otra manera, y suelen ser los fondos de cocción de diversos platos.

Ej.: Las hortalizas ideales para esta técnica son cebollas, puerros, col, zanahorias, judías verdes, hinojos, coliflor, espinacas, etc.

SALTEAR: Es una fritura también con poco aceite, pero a temperatura más alta (175-225ºC), y durante poco tiempo. Se suelen cocinar en sartenes de paredes altas, para evitar que los alimentos caigan, ya que se suele lanzar el contenido al aire y volverlo a recoger con un golpe de muñeca (wok); para esto las sartenes es conveniente que tengan un margo y que se hagan sin tapar. En este caso los ingredientes deberían trocearse del mismo tamaño aproximadamente, y si unos tardan más que otros en hacerse, lo ideal es ir echando primero los que necesiten más cocción y añadiendo los demás poco a poco, para que todos tengan el mismo punto de cocción. Saltear, es como si los alimentos saltaran, porque se mueven constantemente, se sacuden. Dura de 5 a 10 minutos.

Ej.: carnes rojas, setas, verduras y legumbres ya cocidas anteriormente.
  
DORAR: Consiste en cocinar un alimento hasta que se forme una costra dorada alrededor, que evita que salgan los jugos del interior durante la cocción. Se suele utilizar con las carnes para caramelizar la parte exterior, sin llegar a hacerse por dentro. Se hace a  alta temperatura.  en la sartén con poco aceite. Se recomienda en este tipo de cocciones, utensilios antiadherentes.

Ej.: pescados, carne, verduras. etc.

9 de febrero de 2014

BOQUERONES CON PATATAS Paso a paso

El sabor marino no puede faltar en una dieta para estudiantes.ni en una dieta sana.
Se pueden preparar en vinagre, escabechados, fritos....
Ingredientes, para dos personas:
  • 8-10 boquerones,
  • Una patata mediana, 
  • Un diente de ajo,
  • Un poco de perejil,
  • 40 gramos de harina,
  • Un huevo,
  • Un limón,
  • Un poco de pimienta y sal.
Preparación:
  1. Lava, pela y corta la patata en rodajas no demasiado gruesas, más bien finas,
  2. Calienta un poco del aceite en una sartén. Echa las patatas, y pica el ajo y el perejil. Salpimenta y sofríe en el aceite a fuego medio-bajo. Escurre las patatas y reserva.

3. Limpia los boquerones, quítales la cabeza, las espinas y tripas, y ábrelos con cuidado. También puedes decirles en la pescadería que te los limpien y abran. Lo puedes hacer el día antes. Límpialos con agua fría.
4. Para que tengan más sabor, exprime el zumo del limón, y échaselo a los boquerones, con un poco de pimentón y sal.  Déjalos en adobo unas horas.
5. Escúrrelos, pásalos por harina y después por huevo batido.Fríe en una sartén con aceite que los cubra, y  bien caliente. Saca y deja en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.





6. En un plato pon las patatas y reparte los boquerones alrededor.






 El boquerón es un pescado azul rico en grasas beneficiosas para nuestra salud,
Además es una fuente de nutrientes como proteínas, vitaminas en abundancia… Toda una riqueza nutricional llegada del mar.



2 de febrero de 2014

MIGAS RONDEÑAS (Paso a paso)



Si te atreves a preparar este plato, sólo tienes que tener un poco de paciencia, pero el resultado te agradará tanto, que lo darás todo por merecido. 
Las migas es un plato muy popular en toda España, un plato muy sencillo, con muy pocos ingredientes, y puede resultar un plato muy sabroso.
En casi  todas las provincias tienen los mismos ingredientes básicos, el pan duro, los ajos y el aceite de oliva.
En este caso, como estamos en Málaga, las voy a poner como son típicas de Ronda, por eso se les llama rondeñas. Una receta de muchos años atrás, aunque seguramente coincidirán con las de otras provincias.

Si piensas hacerlo, compra un pan cateto, y déjalo que endurezca unos tres o cuatro días, y córtalo y humedécelo, unas horas antes de hacerlo, a ser posible.
También puedes hacerlas sin echarle chorizo, o cualquiera de los otros ingredientes, o sólo uno, o ninguno, sólo el pan, los ajos y el aceite.

Ingredientes: Para 2-3 personas
  • Medio kilo de pan cateto, o similar, de tres o cuatro días.
  • 100 g. de panceta fresca,
  • 50 g. de tocino fresco,
  • 50 g. de chorizo en rama,
  • Una cabeza de ajos,
  • 120 ml. de aceite de oliva virgen extra,
  • Sal al gusto.
    ALIÑO OPCIONAL:
    Con estos ingredientes puedes hacer unas migas riquísimas


 Preparación:
  1. Si compras el pan para las migas, déjalo unos tres días en una bolsa, para que el pan asiente.
  2. Desmiga el pan a pellizcos con las manos y echa en un recipiente amplio.
  3. Humedece con un poco de agua, unos 120 ml., salpicando poco a poco y removiendo.
  4. Lo importante es que el pan esté húmedo, pero no remojado. Echa un poco de sal, no demasiada, ya que lleva tocino y panceta, más el chorizo, que ya aportan sal.
  5. Tapa con un paño y deja reposar unas horas. Yo lo pongo nada más levantarme, temprano.
  6. También puedes remojarlo y dejarlo toda la  noche, si vas a hacerlo nada más levantarte.
  7. Prepara la sartén con el aceite de oliva virgen extra, y sofríe los ajos primero, sin pelar, (dale un corte con el cuchillo) y ve removiendo.
  8. Después echa la carne, chorizo, etc.... y remueve hasta que esté todo dorado.
  9. En este punto, puedes sacar los ajos y la carne, y reservar.
  10. Echa el pan y comienza a remover, a fuego medio bajo, hasta que el pan esté dorado, y casi suelto.
  11. La experiencia y tus preferencias, harán que esté más tostado o menos. En casa gusta menos tostado, y el pan dorado, pero los trozos tiernos. Esta operación durará alrededor de 35-40'.
  12. Si se va resecando demasiado para tu gusto, salpícalo con un poco de agua.
  13. Las migas se pueden acompañar con casi cualquier cosa, dulce o salado.
  14. Con uvas están exquisitas. las migas, son un poco secas, y las uvas les aporta humedad.
  15. Con granadas, con pimientos fritos, huevos fritos, pepino, tomate, boquerones, rábanos, etc.
  16. Se comen con cuchara y calientes.
Remueve de dentro hacia fuera
PASO A PASO:
Desmenuza pan con los dedos y humedece


Después de humedecer. Tapa con paño

Deja unas horas tapado.

Echa el aceite en la sartén, y los ajos. Sofríe


Luego añade los demás ingredientes. Dora un poco.








Puedes sacar todos los ingredientes y reservar, o echar el pan al mismo tiempo
Remueve a fuego medio bajo, unos 30-40'

"para hacer las migas con esmero, largo de aceite, corto de fuego y mover ligero"

"Las migas del gañán, a las dos vueltas ya están. Las del pastor, cuantas más vueltas, mejor"

5 de noviembre de 2013

TRUCOS EN LA COCINA



PARA LIMPIAR BOTELLAS DE BOCA ESTRECHA - truco

A veces nos encontramos con botellas u otro recipiente de boca estrecha que no podemos limpiar a fondo, ya que es difícil introducir cualquier  material en ella. Ni la mano, ni estropajos, ni esponjas.
Si la botella o el recipiente contenía aceite, vinagre u otro producto que deja poso, es complicado quitarlo sólo con agua caliente y jabón.
¿Qué puedes hacer entonces?
Una forma muy fácil de limpiar, rápida, barata, y que da muy buen resultado -me lo enseñó mi madre- es echarle un puñado de arroz crudo, con un poco de agua y jabón líquido para platos.
Si tienes el tapón de la botella, lo tapas, y si no, con la palma de las manos o la punta de los dedos.
Remueve enérgicamente. El arroz arrancará todos los posos. El agua jabonosa se encargará de limpiar y abrillantar el recipiente.
Finalmente aclara con abundante agua, y verás qué limpia queda.

Aquí te dejo un pequeño ejemplo.
Tenía unas botellitas de muestras de aceite de oliva. Me hicieron falta y las utilicé.
Estas botellitas no me gusta tirarlas, por si alguna vez me sirven para trasladar aceite a alguna excursión, o para echar un poquito de licor. 
 El arroz, en este caso, es milagroso.

Si utilizas a menudo la hierbabuena en tu cocina, y no tienes un campo o una maceta donde poder criarla, puedes conservarla hasta una semana. Coge un paño de cocina, espolvorea con agua, sin llegar a mojarlo del todo, pon la hierbabuena en el centro, envuelve, mete en una bolsa de plástico, y mete en el frigorífico. Te durará unos días casi como recién comprada.
IMPORTANTE: Nunca puedes volver a congelar un alimento descongelado anteriormente. Pierde calidad. Se rompe la cadena del frío, y además de perder vitaminas, las bacterias, que estaban "dormidas" por el frío, vuelven a reproducirse.


Hay que rechazar por completo las latas deformadas, abolladas, abombadas, oxidadas y con fisuras. No son muy fiables. Antes de destapar una lata, lávala con agua caliente, enjuágala bien y sécala.


Pela y corta las patatas como quieras (alargadas, a cuadraditos). Échalas en un cuenco, y cúbrelas con un vaso de cerveza o dos (según la cantidad de patatas). Déjalas un rato. Escúrrelas muy bien, échales la sal y fríelas en abundante aceite muy caliente, en la sartén o en la freidora.

La cerveza le da un sabor muy especial. Y para hacerlas más crujientes, las fríes. Las escurres, y cuando pase un ratito, las vuelves a poner en la freidora o en la sartén, sin haber bajado la temperatura y las terminas de hacer,
Verás el resultado. Te soprenderá.
Para cocer la pasta, utiliza un recipiente alto. Calcula 1/2 litro de agua por cada 50 g. de pasta, y 5 g. de sal. Pon en la olla abundante agua. Cuando esté hirviendo, echa una cucharada de aceite de oliva, añade la sal y luego la pasta y remueve con tenedor largo de madera, o con estos utensilios que venden especialmente para la pasta. Para saber si está en su punto (al dente), comprueba que por fuera esté blanda, pero al morderla, el interior esté un poco duro. Pasa por agua fría, y pásale una cucharada de mantequilla. Quedará más suelta.

Para mejorar la digestión de los ajos y que no se repitan, retira la semilla central. Córtalo por la mitad, y será más fácil de quitarla.


También puedes echarlos, una vez pelados, en un poco de agua caliente, y dejarlos unos dos minutos. Así se vuelven más suaves.


Para que las pechugas de pollo queden más tiernas, remójalas en leche durante 2 horas. Si a la leche le pones un majado de ajo y perejil, después, a la hora de rebozarlas, estarán exquisitas.

24 de junio de 2013

CROQUETAS DE ARROZ. Comida de reciclaje.

Si te ha sobrado arroz, no lo tires. Puede servirte para preparar algunos platos distintos, como una tortilla, un arroz frito con ajos, o unas originales croquetas.
Ingredientes:

  • Una taza o dos de arroz sobrante de una paella,
  • Un huevo,
  • cuatro mejillones,
  • Un puñado de gambas peladas,
  • 200 ml. de leche,
  • Dos cucharadas rasas de harina,
  • Una taza de pan rallado,
  • un poco de sal y pimienta,
  • aceite para freír.

Preparación:

  1. Pela y trocea las gambas y los mejillones.
  2. En una sartén con unas gotas de aceite, saltea las gambas y añade los mejillones. 
  3. Echa la harina y remueve hasta que se dore un poco.
  4. Añade la leche y remueve hasta conseguir una crema suave. Si la bechamel está muy líquida, añade un poco más de harina. Salpimenta.













5.   Deja enfriar en un plato, y haz las bolas.
6.   Pasa por huevo batido y reboza en el pan rallado.
7.-  Fríe en abundante aceite, saca y reserva sobre papel absorbente.






24 de marzo de 2013

GUISILLO DE SAN JOSÉ (Villanueva del Trabuco. Málaga)


Esta receta es originaria del municipio de Villanueva del Trabuco, Málaga. Y se toma en los días fríos de invierno, aunque apetece en cualquier momento.Un un plato barato, y muy rápido de elaborar. Los ingredientes son fáciles de tener en casa.


¿Qué necesitas?
Para las tortillitas:
  • 2 huevos,
  • Un manojo de perejil
  • Medio diente de ajo,
  • Cuatro cucharadas de pan rallado.
Para la sopa:
  • Tres vasos de agua,
  • Una rebanada de pan,
  • Un diente de ajo,
  • Azafrán en hebra, o colorante alimenticio,
  • Sal,
  • perejil,
  • aceite de oliva virgen extra para freír.
Cómo prepararlo?
1. Bate los huevos y añade el perejil y medio ajo muy picados.
2. Añade el pan rallado y mezcla, hasta que consigas una masa no muy espesa, pero lo suficiente para coger porciones con una cuchara.
3. Con dos cucharas, haz pequeñas bolas y fríe en una sartén con abundante aceite de oliva, muy caliente.
    4. Saca las bolitas y dejas escurrir sobre papel absorbente.

    5. Para hacer la sopa, fríe una rebanada de pan duro con un diente de ajo.
    6. Saca y tritura con un poco de aceite de haber frito las tortillitas, y con un poco de agua.
    7. En una olla, echa el agua restante, añade el perejil picado, el azafrán o colorante alimentario, sal al gusto y lo que has triturado.
    8. Añade las bolitas al agua cuando esté caliente, y deja cocer unos diez minutos.